sábado, 20 de diciembre de 2008

1984 - "Cuatro rosas" de Gabinete Caligari

Mil novecientos ochenta y… CUATRO (rosas) inaugura esta selección. Cuenta la leyenda que un caballero de Kentucky declaró su amor a una dama y le pidió que si el sentimiento era recíproco llevara cuatro rosas prendidas en el centro de su pecho al día siguiente. Y de ahí nació la leyenda de un conocido bourbon y el título de esta canción con la que se daría a conocer un grupo de cinematográfico nombre, vecinos en Madrid de mi vecino de Departamento, el de las habitaciones impares.
Sobre el escenario de la sala Joy, que aparece en el vídeo, verás un póker de guitarras: en fuego cruzado la tradición ochentera (Urrutia y compañía) y el rock emergente de los invitados Pereza (Rubén y Leyva). Como los cuatro gatos que fuimos en el Departamento, como el cuarteto docente que venimos siendo en los últimos cursos. Más o menos desafinados, más o menos rosas, más o menos espinas… En tu honor. En Joy.

1 comentario:

An Arco dijo...

No sé qué admiro más: tus criterios de selección o las palabras con que los adornas. Apúntate dos puntos más por los juegos de palabras que superan cualquier expectativa, pues tu bilingüismo hace que me avergüence rabiosamente del mi lengua de trapo incluso en aquella de la que soy nativo (indígena, diría yo más acertadamente).
Gracias por las Cuatro Rosas, que espero no terminen señalando -como en el CSI- los puntos por donde entraron cuatro balazos en el pecho de finado. Gracias, gracias, gracias