martes, 15 de febrero de 2011

2010 - "No sé cómo te atreves" de Los Planetas

No sé cómo me atrevo a elegir una canción de Los Planetas sabiendo que mi entorno no es muy favorable. An Arco-Júpiter volverá a repetir ¿y estos quiénes son? y aguantará veinte segundos la distorsión guitarrera antes de buscar otra canción con la que resarcir a sus tiernos oídos del sonido ácidoplanetario. Gelovira-Venus echará mano de su clásico botiquín de emergencia cuando escuche algo que remita vagamente a un palo flamenco.
Así que, a sabiendas de que me quedaré solo escuchándola, solo sin tilde, me atrevo a elegirla como canción 2010. Se suman más motivos, a los anteriormente citados:
Los Planetas. Las canciones que han dado en sus 16 años de carrera forman ya una galaxia propia, y era una ausencia inexcusable en esta lista que va ya por 27 entradas.
Granada. Granada es Lorca, Luis García Montero, Mike Ríos, Carlos Cano, Los Ángeles, 091... y unos cuantos amigos...
Y Enrique Morente. A su muerte se escuchó un profundo quejío en el Departamento. Enrique Morente y J., el cantante de Los Planetas, vivían en el mismo barrio y tapearon juntos más de una vez. Unidos por las croquetas y la heterodoxia, Enrique fue el más rockero de los flamencos y Jota es el más flamenco de los rockeros. La última colaboración de Morente fue la seguidilla “La pastora divina”, incluida en este “Una ópera egipcia” (2010), evocando un álbum alfa: “Omega” (1996).
La Bien Querida. La presencia de Ana Fernández en el tema, una de esas angelicales musas del planetario indie, es otro buen motivo. El dúo recuerda a los olvídame y pega la vuelta de Pimpinela. Y hay quien apunta que la falta de sincronía en las voces es el mejor anuncio de que la reconciliación es imposible.
La goma arábiga. Puede que no esté a la altura de Siete faroles o de Señora de las alturas, pero está entre ellas en el disco. Todo se pega.
El despecho femenino, como fuente masculina de infortunio. Una vez pasado el golpe del 14F ya se puede decir todo: Santos que yo te pinté, demonios se tienen que volver… Y si esto te hace daño, si te puedo hacer sufrir, ha servido para algo al menos para mí… Ahora pienso en lo estúpido que fui, las fuerzas que gasté, el tiempo que perdí…
Son versos-pedrada extraídos del repertorio planetario, en donde también hemos descubierto celestiales asteroides que homenajean soterradamente a este blog:
Quiero que sepas que ya me esperaba que esto ocurriera y que no pasa nada… Porque nunca pasa nada, nada es como esperaba…




Ahora sé en qué nos parecemos
ahora parece que sé que tú y yo somos iguales
aunque sé que no me lo merezco
he venido a pedirte otra oportunidad.

No sé cómo te atreves a venir y a decirme que me quieres
cuando yo te he suplicado muchas veces y jamás me hiciste caso.
No sé cómo puedes atreverte a venir a pedirme que te acepte
cuando tú no has aceptado ni una sola de las cosas que te pido.

Ahora sé lo mucho que te quiero
y ahora quiero que tú digas que me quieres igual.
Y aunque no puedo decir que lo siento,
ahora siento que por fin puedo decir la verdad.

No sé cómo te atreves a venir y a decirme que me quieres
cuando yo te he suplicado muchas veces y jamás me hiciste caso.
No sé cómo puedes atreverte a venir a pedirme que te acepte
cuando tú no has aceptado ni una sola de las cosas que te pido.

Ya sé que no tenía que haber venido,
pero dónde puedo estar mejor que aquí contigo.

3 comentarios:

Gelovira dijo...

Al leer tu entrada, Extranjero,he sentido verdadera curiosidad por escuchar a tan cósmico grupo, porque ya sabes que para mí, como decía Verlaine o algún otro simbolista, "De la musique avant toute chose",sea del tipo que sea, aunque luego me quede con lo que más armoniza conmigo y suela rechazar aquello que me produce tristeza o desgarro interior(caso del flamenco o del tango, como sabes). Bueno, pues a lo que iba: no he conseguido escuchar el tema que has insertado en este blog, no sé por qué misteriosa y cibernética razón. Buscaré por mi cuenta en Google, a ver si tengo más suerte y puedo dar con él.
De todos modos, gracias por abrirnos nuevos horizontes musicales a quienes, como yo, todavía nos queda mucho por conocer.

El Extranjero dijo...

No eres la única con sobresaltos informáticos, ma chère Gelovira. Pero prueba a cliquear sobre el título, antes de la letra de la canción, y te saldrá el vídeo.
Y espero que la escuches hasta el final sin que te produzca ningún tirón, desgarro, bajío o retorcijón.
Amicalement.

An Arco dijo...

Ambos dos:

Que conste que he oído la cancioncilla y si mi Ex ha decidido que es la canción del 2010, así ha de ser. ¡Cualquiera le dice nada! ¡Cualquiera le lleva la contraria!

Esto me pasa por mi mala cabeza. Si me hubiera acordado y me hubiera dado prisa, habría puesto alguna canción más de mi cuerda. Pero tengo todo el 2011 para buscar algo que sirva de revulsivo a tanta "distorsión guitarrera".