lunes, 6 de abril de 2009

2002 - "Arte" de Nosoträsh

En los noventa se habló del Xixón Sound (Sonido Gijón) para definir la actividad musical que se cocía en una ciudad de menos de 300.000 habitantes, al norte de España, en el centro de la Costa Verde: Gijón. En 2002 un grupo de cinco mujeres de esa ciudad publican su tercer álbum: Popemas, con Covadonga de Silva al frente. Otro gijonés, Nacho Vegas, que colabora en el disco, publicó ese año En la sed mortal. Al año siguiente, Fran Fernández, también de Gijón, se unía al zaragozano Sergio Algora para formar La costa brava. No es casualidad que los cuatro citados escriban en Canciones contadas, un libro de relatos a partir de una canción favorita.

Pero a lo que íbamos. Son Nosoträsh, con su diéresis y su hache. Y sus popemas son casi micropoemas, con la aparente intrascendencia de lo pop. Y Arte es una canción sencilla, limpia y delicada; bella, donde menos es más, donde lo cotidiano es todo eso. Nunca sonaron en Los 40 principales, pero existen, y el 3 de julio de 2004 las pudimos ver y oír en el Meeting Pop Festival de Graus.

Pues eso: que desde la periferia y desde lo indie (que viene de independiente, no de indio) hay otra manera de medir el tiempo, el éxito y el arte.

Arte
No te la pierdas: una versión en charango boliviano, ejemplo de Arte sin fronteras.

Arte
(Covadonga de Silva, de Nosoträsh)

Durmiendo la siesta,
bailando en la fiesta,
nadando en el mar,
fumando después del café,
fumando después de...
después de la tarde.

Cuando se enciende la noche en el monte,
cuando cruzamos mi ciudad en coche,
mientras que suena el case... te,
con su voz ronca de Ja...cques Brel.

Mirarme en tus ojos, oírte charlar,
dejar que me peines en vez de pensar,
dejarme abrazar por cualquiera,
que sepa mentirme,
que bese con fuerza.

Volver a tus brazos,
sentir tu rechazo,
gritar hasta quedarme afónica,
llorar hasta que me entre la sed,
beberme un buen vino
y poderme comer un bistec a la plancha.

Dormir cien mil horas,
soñar que me quieres
y no hacerme daño el pellizco,
volver a encontrarte a mi lado,
volver a abrazarte
y desayunarte,
esto sí que es ar…te.

No hay comentarios: