martes, 26 de mayo de 2009

Gato cancioneril o canción gatesca

Enviado por Gatiuska (1º de Gatomaquia), de Gatislava.

No quería que terminara el curso sin haceros llegar mi ronroneo particular para vuestro bloggatuno y sumarme de este modo a la celebración de los 25.000 gatos, digo, años. Como no tengo el papel "oficial" en el que se dibuja un gato para vuestro blog y viendo que la gatería estaba ya muy animada con las ilustraciones gatunas, cada vez más variadas, y comprobando también que en ocasiones adquirían otras formas igual de pintorescas, he decidido colarme por la gatera para mandaros un gato cancioneril, ya que, visto lo oído, el vuestro es un blog tan gatuno como cantarín. Y siguiendo la flecha del Arco Extranjero, aunque sea a gatas, he osado infiltrarme en territorio ajeno para engataros una versión de la canción Gato interpretada por Los prisioneros, grupo extranjero, chileno, que empezó a triunfar en Hispanoamérica por los años ochenta. Hace más o menos 25 años, como vuestro Departamento, también extranjero y no por ello menos triunfador desde el mismo periodo. La canción está compuesta por Jorge González, cantante del grupo y gran amante de los gatos. También como vosotros, cantantes gatunos o gatos cantantes donde los haya. No podía faltar en vuestro gatoblog. No es la versión "oficial", porque la canción, que, en principio, iba en el disco Corazones, se quedó finalmente fuera. Como les pasa a los gatos muchas veces. Por falta de corazón gatuno, supongo. Pero, como a vosotros os sobra corazón para acoger gatos y gatas de todo tipo y condición, seguro que la adoptáis de mil corazones. Y, además, como vuestro blogsong es también muy poco "oficial", tampoco desentona (nunca mejor dicho) mucho. Confío. Sobre todo, por aquello de que se trata de un Departamento donde nunca pasa nada. Aunque yo paso de creérmelo, porque allí siempre está pasando algo. A las pruebas de este gatoblogsong me remito. Como poco, miradas que engatusan. A veces, a pleno sol. Aquí está ya la versión:

http://www.youtube.com/watch?v=us3U8qcl7FY

Y aquí la letra:

Gato

Al fin un beso en los bolsillos,
llevar hermoso abrigo negro.
Nunca muy joven para morir,
nunca muy joven.

G A T O

Muy preocupado de encontrar el punto exacto de éxtasis.
Nunca muy joven para morir,
nunca muy joven.

Gato,
hermoso gato,
el vivo gato,
negro gato.

Yo quiero ser tal como tú alguna vez.
Te he estado observando
y ya eres mi héroe.

G A T O

Volver del techo
con un tremendo hoyo en la cola,
tomar el sol de la mañana,
tomar el sol de la tarde.
Y maullar y maullar y maullar.
Y nunca estar demasiado joven para morir.

Gato,
hermoso gato.
Yo quiero ser tal como tú alguna vez,
te he estado observando y ya eres mi héroe.

G A T O


Y para las personas gatunas o los gatos humanos que hayan tenido poco con Gato, dejo dos enlaces más a otra canción del mismo compositor e intérprete, Jorge González, esta vez con Carita de gato. La primera versión no tiene una buena calidad de imagen, pero la dedicatoria a su gata Cielo (¡una gata!, pensaba que casi ni existían) y el calor del público hacen que merezca la pena verla. La segunda no empieza precisamente con un maullido y su valor tampoco radica en la imagen, pero al menos tiene el sonido que aparece en el álbum al que pertenece, Mi destino.

http://www.youtube.com/watch?v=iZm3XjqKHLI&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=I2CFlHdvjAY

Y la letrita de Carita de gato

Tienes la carita de gato
más bella de este lugar.
Eres la mejor compañía,
mi poesía medicinal.

Día a día, cuerpo peludito
que maúlla sin parar.
Rompe, rompe, que este mundo
abunda de egoísmo artificial.

Tienes...

Tienes la carita de gato
más bella de este lugar.
Eres la mejor compañía,
mi poesía medicinal.

Noche a noche, vamos pegaditos
a las fiestas del soñar.
Quédese, quédese, no se me vaya,
que lo bueno está por comenzar.

Tienes...
Tienes...
Tienes... la carita...

3 comentarios:

An Arco dijo...

¡Oye, Gatiuska! No sé por qué, pero me da el pálpito de que no has estudiado en nuestro Departamento.
Sin embargo, se ve que has aprendido tus gatuñadas al tempero de la calle, enroscada, estirada, irredenta, sedienta, sonreída, mimada, acariciada, rascada, sorprendida por los días y las noches gatoneras.
Bonitas palabras que suenan a ronroneos y a rebujos. Gracias por ellas, aunque al tal Jorge González le podían haber aplicado algún castigo esplénico para que sus miaus no destacaran por su distonía. Pero bueno, hay gatos para todos los gustos.

Conchi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gatiuska dijo...

¡Qué buen palpitar tiene ese gran corazón gatuno que tienes, An Arco! Así es. Nunca he estado matriculada en vuestro Departamento. Pero he de decir que mientras lo rondé y ronroneé en él, aprendí, y mucho. Vamos, como si hubiera hecho un máster en Chinchinati. Y todo porque tuve buenos maestros: de los que enseñan con el corazón, miman y dejan huella (indeleble, of course). Así que soy yo quien debe dar las gracias, también por tus palabras, y no al verrés.